El bucle

.

Cada vez que como cocido madrileño, y más en Pascua, no puedo hablar en una semana. Podría escribir, pero por la solidaridad que mis manos y cerebro profesan a mi problema bucal tampoco escribo, o lo hago muy poco.

Verán el problema es que soy yo muy de meter la lengua en cualquier sitio. Así que cuando aquello (el cocido madrileño) está hirviendo a fuego lento en la cazuela donde lo preparo, cojo una cucharilla repleta del aromático y sustancioso caldo, la acerco a mi boca y poso mi lengua completa, no la punta no, completa, sobre el cóncavo utensilio. Es una manía heredada de mis ancestros el hecho de degustar los guisos en el punto de ebullición, pero lo que no debí heredar es la dura capa que había de recubrir el húmedo musculo de todos ellos.

El caso es que el pasado lunes me quemé una vez más. Como gran parte de mi trabajo consiste en hablar, y como ya les he contado al inicio del post no puedo hacerlo, me queda demasiado tiempo libre para practicar mi afición preferida. Cocinar. Y cocinaré y guisaré y me quemaré la lengua y ………

La terrorífica imagen

Anuncios

4 Respuestas a “El bucle

  1. Que a usted le pase esto…. Conocedor de las ultimas tecnologías, dramablogger, catedratico de las artes automovilisticas y de tantos y tantos otros aspectos de la vida que no me atrevo a recordar le ataque una cuchara. Vamos, vamos. Ahora le toca estar con esa maravillosa yaga o ampolla en la lengüita recocida por el instrumento y que en esos días de dolor parece que cobra vida propia y le encanta practicar el autodolor paseandose por ese paladar que parece lisito y torna en ese tiempo para volverse afilado y rugoso. Desde Van Broken´s House le deseamos una rapida recuperación y la proxima vez le recomiendo que tenga la cuchara menos tiempo en contacto por el transvase de calor mas que nada, a sabiendas que lo volvera a hacer debido a su particular manía hereditaria. Me pregunto si sus descendientes tambien han tomado esa manía, porque debe ser un cuadro estar en su casa.
    Nada más. Un saludito a todos.

  2. Dios santo que terrorifica fotografía!!!! arg!!

    Espero que su lengua se recupere rapidamente. Y si cocina ya sabe, cocine paella, al menos hasta que sus llagas desaparezcan.

  3. A ver si así aprende a no meter la lengua donde no debe.

  4. Yo tengo más cuidado a la hora de probar pero yo pienso que si ya caliente, mejor muy caliente. Y estos guisos cuando se cocinan sacan un olor irresistible!
    La imagen si que es terrorífica. Jesus se va quemar en tu lengua por un cocido??? Interpretación interesante para la PASIÓN de crsito, y vaya pasíon ardiente… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s