Ciudadano de primera

.

Decididamente, y visto lo visto, yo, de mayor no quiero tener cáncer, ni una muerte dulce y silenciosa. No quiero perder la cabeza , perder mis recuerdos y disipar lentamente a los míos de mi mente.

Yo quiero matarme en avión.

Morir en avión te garantiza un estatus. Morir en un avión te garantiza ser un muerto de primera, por encima de todos esos mindundis que mueren en una obra, un coche, una moto o un autobús. Si mueres en autobús por ejemplo, casi nadie debatirá en televisión sobre la seguridad de los mismos, aunque mueran treinta o cuarenta personas o incluso aunque esos accidentes se repitieran cada año, no darían para mas de dos o tres días de televisión. En un avión todo es distinto, se hablara de ti, bueno de ti y de los otros (así, en general, sin nombres), durante más de un mes.

Morir en avión te garantiza que los mejores bufetes de abogados (incluso los de EEUU) se interesarán por el dolor de tu familia, sentirán ese dolor como suyo y llegarán hasta las últimas consecuencias para sacarle al constructor del avión, o al dueño, o al piloto, o al responsable de aviación civil o al mismísimo demonio, si él es el responsable, lo que ellos valoran que compensará, en parte, tu muerte.

Morir en avión garantiza que los partidos políticos pedirán, en sesiones especiales, que los gobiernos no miren a otro lado, que se responsabilicen de la falta de infraestructuras y que asuman la parte de culpa que les toca (¿En que otra ocasión mi muerte podría generar un desgaste político?. Es fascinante aunque de ese desgaste solo fuera mia la ciento cincuentaicuatroava parte).

Morir en avión nos asegura que se pondrán medios para que a otros no les pase. Morir en moto no, por ejemplo, si te corta la cabeza un guardarrail es por dos motivos; primero, tú eres un temerario y segundo, los guardarrailes seguros son muy caros. Tal vez, si ciento cincuenta motoristas se matasen a la vez en el mismo guardarrail saldrían en informe semanal y tal vez los sustituyeran por unos seguros (por lo menos en ese fatídico tramo de carretera), pero no, realmente morir en moto no es un problema de estado.

Morir en avión permitirá a mis familiares un futuro mejor que si muriera atropellado por un tranvía, o si un tiesto me cae en la cabeza.

Morir en avión me garantiza un funeral de estado, y eso, eso si me convierte en un ciudadano de primera.

El cementerio

Anuncios

7 Respuestas a “Ciudadano de primera

  1. Pues yo prefiero morir de viejecita y que solo vengan los pocos amigos que me queden vivos, la mayoría morirán antes que yo, espero, y que mi-s hijo-s piense-n, joder, ya era hora, que estamos ya muy mayores para seguir cuidandola.
    Sea como sea Sr Brisuon, usted no se enterará de como es su funeral, se mate en moto o en avión.
    Pero trataremos de que sea precioso y de que no haya politicos 😛

  2. Disfruto cuando usted descubre lo que nadie comenta.
    Muas!

  3. Si por favor, sobre todo que no vengan políticos. Políticas, si consiguen que venga la Palin, déjenla pasar, igual desde mi posición consigo vislumbrar lo que aprieta tan fuerte bajo su correcta falda republicana impidiendo que la sangre llegue a su cerebro. Respecto a lo de ver mi funeral, corre por ahí una leyenda que dice que si a la luz de unas velas miras un espejo en la noche…..

    Si es que no se callarme Inma.

  4. Pues sí, una buena reflexión. Por cuestiones de trabajo, llevo años viajando -30 Km- por una carretera que está calificada como “punto negro”: curvas mal peraltadas, un paso a nivel, numerosos desvíos sin carril de acceso, badenes y cambios de rasante que son la envidia del mejor parques de atracciones… Todos los años se producen numerosos accidentes mortales . La carretera en cuestión comunica una ciudad y un pueblo al que se deplazan numerosos trabajadores de distintos sectores por lo que tiene alta densidad de tráfico y numerosos camiones. Pero lo único que sale en la prensa es la foto por la espectacularidad del accidente y las esquelas de los fallecidos.
    Me digo yo que para los Reyes le pido a la Empresa un avión para los desplazamientos, por si este año soy una imprudente y me toca a mí.

  5. Bueno, yo creo que se hablaría más de mí si muriera abducido por un agujero negro. Quizás, hasta se hicieran camisetas y logotipos, o algún grupo de música tomaría mi nombre.

    Todo es cuestión de planificarlo bien ¿no? 😛

    No, en serío. Supongo que las emociones del hombre mediático de nuestro tiempo se miden por titulares. Y las indemnizaciones, seguramente también.

    Salud!

  6. Me extraña que no haya venido un troll a cagarse en todos sus ancestros, con ese sentido del humor que los caracteriza.
    Cuando uno se muere ya no le importa nada, en todo caso, permanecer vivo en las mentes de sus seres queridos.

    Besos orgiásticos

  7. Pida pida a los Reyes, hay quien pidio una nariz nueva y se la pagaron.

    Al hilo del agujero negro señor lagarto, de veras que acabé creyendomelo en los últimos días.

    ¿En mis ancestros, Ella? Bueno tendrían que viajar demasiado en el tiempo.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s