Buen día

.

Debía llover, pero hacía sol.

Era uno de esos extraños días primaverales en medio de un lluvioso invierno. Alcanzó las escaleras que la conducían a la puerta de su casa, subió los cuatro peldaños que separaban esta del suelo y buscó la llave. Por algún motivo había separado la llave de las demás. Por algún motivo que no podía recordar. Rebuscó en el bolso inquietándose un poco más a cada momento. Apoyó el brillante bolso en el suelo y flexionó sus piernas para revolverlo más cómoda.  Extrajo, un espejo, dos monederos, tres botes de crema, cinco mecheros y dos paquetes de tabaco. Echó en falta el móvil y con un gesto rápido lo localizó en el bolsillo trasero de su pantalón. Al subir la cabeza su ceja golpeó levemente la puerta de entrada y se maldijo.  La imagen de aquella camarera depilándose las suyas apoyada en la barra del bar donde aquella mañana tomó su primer café del día, volvió a su mente mientras con sus dedos se peinaba la ceja golpeada . Se rió. No podía creerlo la chica se depilaba delante de todos sin reparo alguno. Entonces lo recordó, separó la llave de las demás y la metió en la pequeña cremallera exterior de uno de los monederos.

Recorrió la casa despacio se dejó llenar por la sensación que el incidente de las llaves no había conseguido alejar de su cabeza. Se acercó al teclado, pulsó un botón y la pantalla iluminó su cara. Puso música. Ya en la cocina se sirvió un Martini. Incluso luchó con la tapa metálica de un bote para ponerle una aceituna. Le hubiera gustado estar en otro lugar con ese Martini, pero así estaban las cosas. Antes de salir a la terraza descolgó el teléfono y escuchó los mensajes. El último era de él.

Te quiero.
Siempre me jode la sensación de carreras que nos maneja.
Me gustaría hacerte el amor, ducharnos, prepararte comida, ver la tele, hacer el amor, ver porno, volver a hacer el amor, bañarnos entre espuma, hacer el amor, acostarnos, hacer el amor, dormirnos, despertarme contigo encima y entonces, de madrugada, follar como jamas imaginamos que se podía hacer.

Una sonrisa estúpida cubrió su cara. Esa tarde durmió la siesta tapada por una manta bajo el sol.

La lluvia la despertó empapada.

Anuncios

7 Respuestas a “Buen día

  1. Eso suele hacerse al principio, cuando la capacidad de saltarse las reglas, mandar a la porra las prisas y requerimientos exteriores está en su punto más álgido…imagínese que durara para siempre…(que a mi me encantaría, por otro lado…)
    Uno vive con el otro la eternidad en una burbuja de pasión completamente aislada, pero con el absoluto convencimiento de que AL FIN todo cobra sentido…

  2. Mierda, sólo yo dejo esos mensajes en el contestador. Nunca soy la que los escucha.

  3. Mira que da de sí un bolso. Yo cada día me los compro más grandes y me caben menos cosas.
    Me gustan sus relatos, don Brisuón.

    Besos orgiásticos

  4. Lo terrible en algunos casos es que ese “al fin” llega demasiado tarde. Fíjese en Romeo y Julieta. Bienvenida de nuevo Nanci.

    Irela, dejarlos seguro que también tiene su gracia.

    Lo de los bolsos grandes que algunas mujeres llevan me impresiona. En algunos cabe todo lo necesario para salir del país y dejar una vida atras sin volverse a mirar nada. ¿En su bolso caben sus relatos Ella?

  5. Si veo a una camarera depilándose las cejas en la barra creo que se me quitan hasta las ganas de recibir mensajes de ese tipo.
    Irela, no te preocupes, suelen ser mentira casi todos (menos los que dejas tu ehhh 🙂 )

  6. madre mía, ¡qué ímpetu sexual! seguro que se conocen desde hace poco…

  7. Su lado femenino, esta ganando terreno Sr. Çafren.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s